viernes, abril 20

jugar con hielo II

Descubro un signo en los ojos de tu mirada, un retorno a la delicada transfiguración de los objetos: El círculo sigue siendo círculo si se mira con el tacto. Entras a esta lúdida incerteza, te sientas, reposas tus bordes junto al fuego helado de la noche, más allá se han tendido fotografías de ventanales atlánticos: Una anémona asomando sus líneas hacia los planos vecinos, otra cáscara derramada sobre las lágrimas de un cuerpo y la debilidad del horizonte. Todo es acuoso en la ausencia, digo que suelen sobrar las sillas y no las cajas: el viajero no esperará la libertad, ya la tiene, dices: no sé, y lo sabes todo. Todo es pleno en el aire. Todo eres tú y me abraso en vos, ésta vez tú me invitaste. Un signo descubrí: frío con hecho está no hielo el.

3 comentarios:

andRë dijo...

aunque perdida entre palabras, descubro lo hermoso dentro de todo eso.
Jugar con hielo, juego hermoso..
Hay frases que me recuerdan momentos memorables y lindos, luego te cuento.
Un abrazo eterno que se te quede pegado en los huesos.
Muak

ManoloEUREKA dijo...

hielo hielo, velo con celo... antes fue agua...antes fue cielo...que envidia hielo, como no escatimas en formas, para ser, ser hielo, hielo, cielo, gotas del viento...viajas por mi cuerpo. te broto...te esfumas, te llueves en los polos y alli te quedas hasta el proximo calentamiento global.

Pat dijo...

anemonemona... ^^ XD (sorry es un chiste tonto)