martes, noviembre 6

comestible



Empezaste siendo la rueda
colgada en mis escarpias.

Me robaste la noche
con tus avenidas de durazno
de éter
que dan al hambre;
podría masticarte
hoy,
ayer mismo
con tu ansía mía.

Podría rodar
como los triángulos
de tu vestido
como tú:
vértice de mis ojos cerrados,

podría robarte el día
sin reservas
y sal al gusto.

Podría masticarte
y no serías
y no
no serías.


_

3 comentarios:

Anónimo dijo...

mmm

comestible.. durazno..






rq<3u!

Cecilia Karoshi dijo...

Te lo dije y te lo repito, para dar fe pública de ello: Amo/odio leerte. Me da envia, ganas de robar y -definitivamente- te quiero más.
Escribe, escríbelo todo
Sos un duro <3

heli dijo...

tus ansias o las mías?
ambasjuntas

hambre insaciable
dulce caricia de durazno
gracias por el recuerdo
:)