lunes, marzo 30

Anáfora




El gimoteo de la levadura
almuerza lámparas sin tinta
la memoria se arrastra hacia fuera
como una fárfara
juega al desamparo
da tumbos en el segundero
y se arremolina salvaje:
escarapela proscrita a la sombra.

Pronto la espuma
con tiza en los dientes
arroja el andamiaje sobre los inventarios
y la geometría advierte
que el olvido mide la distancia.



_


7 comentarios:

Anónimo dijo...

volviste :)
gracias! <3
heli.

Maily dijo...

sólo se me ocurre decir que somos más que eso, mucho más
:)y que yo también doy las gracias por tu vuelta poética

hector soto dijo...

Compañero poeta que bueno que leer de nuevo tu poesía, bien interesante el texto

m dijo...

¿Nos olvidamos porque estamos lejos
o es el olvido lo que nos distancia?

Alehp dijo...

Bellísima imagen: "el olvido mide la distancia". Tus versos desembocan y se fortalecen en el final. Lindo.

maqndon dijo...

Saludos compañero, por casualidad entre al portal delirica y vi que hace unos meses me dejabas la direccion de este blog, estamos en contacto y nos estamos leyendo! Saludos...

rulas dijo...

saludos, hasta ahora me permito visitar tu blog. sería agradable tener tu visita por el mío.