viernes, agosto 15

cómo ser espiga en las noches




Cruzar el mar no es suficiente

para borrar el horizonte.

Si lograras mudar el invierno
el frío se aferraría más a mí
me descubriría estepa
o como cordón inválido,
en soledad.

Si lograras cambiar el otoño
las hojas no abandonarían mis ramas,
destaparía tu espalda fragata

y me haría espiga,

múltiple en ti.



_

2 comentarios:

Maily dijo...

oh my! las distancias...
que poema tan solo.
que poema tan sexy.
{oesomepareció}

h. dijo...

espacios
pinchazos
dolores